17.07.2018 |

Tecnología aplicada a la medicina

Pablo Pereira, graduado de Ingeniería de la UM, habla de su startup Armor Bionics, que crea modelos 3D precisos de la condición anatómica de pacientes para planificar cirugías

La empresa Armor Bionics se dedica al modelado médico para planificaciones quirúrgicas y la conversión de imágenes de tomógrafos a imágenes 3D. Sus fundadores buscan empoderar a los médicos con la últimas tecnologías y desarrollos para salvar la mayor cantidad de vidas posibles. Por ejemplo, un paciente o su médico envían unas tomografías y, partir de éstas, la empresa imprime en 3D una copia exacta de la parte del cuerpo que se va a operar. A partir de esto, el médico puede practicar la cirugía antes de intervenir al paciente.

Pablo Pereira, egresado de Ingeniería Telemática de la Facultad de Ingeniería de la UM (FIUM), es uno de los ideólogos de Armor Bionics, junto a Bruno Demuro. En la siguiente entrevista Pereira cuenta cómo es trabajar en esta startup.

¿De dónde nace la idea de unir la ingeniería y la medicina?

La idea de la empresa nace a partir del diagnóstico de un tumor en las meninges y la posterior cirugía de la madre de Bruno, con quien iniciamos el proyecto.

¿Cuál fue la idea original de la empresa? ¿Siempre estuvo la meta de llegar a lo que es hoy?

La idea original de la empresa se basaba solo en la impresión local de los modelos. A partir de eso, cambiamos cuatro veces el modelo de negocios en dos años. Hoy tenemos una plataforma online que atiende pacientes con alcance global, facilitándole a los médicos el uso de esta herramienta y aprovechando el potencial de las impresoras 3D. 

¿Cuáles son sus clientes? ¿En qué consiste el trabajo de la empresa con los médicos?

Nuestros clientes son los pacientes, ellos son los que obtienen mayores beneficios de nuestra tecnología. Esto fue una sorpresa para nosotros, ya que originalmente pensábamos que eran los médicos. Sin embargo, un gran número de pacientes nos contactaron directamente, algunos que iban a recibir cirugía o familiares de la persona que se fuera a operar. El trabajo de la empresa con los médicos es generar una alianza que les permite a ellos practicar una mejor cirugía. Creamos los modelos acordes a las especificaciones exactas del médico.

¿Qué lugar ocupa la tecnología en el trabajo de la empresa? ¿Cómo hacen para estar siempre actualizándose?

La tecnología ocupa un lugar central, es el medio que tenemos para cumplir nuestra visión y lograr acercar una mejor calidad de vida a todos. Estamos todo el tiempo buscando formas de mejorar y para eso tenemos que “destruir” lo que entendíamos que estaba bien hasta ese momento y volver a construir desde cero, rompiendo paradigmas continuamente. Es la forma que encontramos de mantenernos competitivos en un mercado tan volátil y un futuro incierto.

¿Crees que fue bueno comenzar la empresa desde Uruguay y luego “salir al mundo”? ¿Qué beneficios tuvo esto?

Si, fue muy bueno. Como siempre decimos: Uruguay es un excelente laboratorio. Acá es más fácil que en otros países realizar pruebas de concepto. Si bien como mercado es pequeño, es un buen lugar para comenzar y hacer seguimiento de cerca a los pacientes e interactuar con los médicos. También, es un mercado con mucha competencia, exigencias y presupuestos acotados. Uno se acostumbra a hacer mucho con poco. Cuando salís a trabajar en otros países con grandes presupuestos podemos lograr mucho más de lo que hacíamos a nivel local.

¿Cuáles son las metas a futuro con la empresa?

El crecimiento comercial de la empresa, crear alianzas y llegar a nuevos mercados. Son nuestros objetivos para este año. Una vez cumplida la meta que nos marcamos internamente, abriremos la primera ronda de inversión para que todos los interesados que ya nos han contactado puedan acompañarnos en este sueño. Para nosotros es como prepararse para jugar un mundial de fútbol. Queremos llegar lo más preparados posible y no apresurarnos. La buena preparación y planificación es el 90% del éxito, a partir de eso desaparecen las dudas en la ejecución.