10.07.2020 |

Vanguardia en el aprendizaje de la medicina

El Dr. Alberto Fernández Dell ´Oca habla de las nuevas formas de aprender y enseñar Traumatología y Ortopedia, y de su aplicación ICUC para el estudio de casos reales

El Dr. Alberto Fernández Dell ´Oca, actual director de la Especialidad en Traumatología y Ortopedia del Centro de Ciencias Biomédicas de la UM, cuenta que comenzó a vincularse a la especialidad de Traumatología a sus veintidós años, en los setenta, cuando transcurrían las prácticas de su carrera universitaria.

Tras una larga trayectoria como médico y docente universitario, el Dr. Fernández y un equipo de médicos lanzaron la aplicación ICUC: una experiencia quirúrgica en tiempo real a tu alcance. Esta es una plataforma de aprendizaje basada en datos sólidos de reconocidos centros médicos, que tiene el objetivo de ayudar a los cirujanos a revisar y aprender de los tratamientos de médicos reconocidos mundialmente. La aplicación cuenta con el apoyo varios centros médicos líderes, donde se han registrado más de mil casos quirúrgicos.

El nuevo concepto de aprendizaje y enseñanza de la medicina

El Dr. Fernández explica que, antes, la enseñanza de la cirugía se ejercía en un formato conservador y cerrado, en el que una persona formaba anualmente a unos pocos, a través de casos reales basados en la experiencia del mentor. “Eso servía en una época en la que el conocimiento avanzaba muy lento”, sostiene”. “Por ejemplo, mi abuelo materno le ponía llantas de hierro a las ruedas de madera, con una técnica que se usaba hacía siglos. Eso permitía una enseñanza lenta y progresiva, pero funcionaba. Hoy, con la velocidad brutal de obtener y difundir el conocimiento, esa metodología no sirve más”, añadió.

En la actualidad, explica el doctor, “el conocimiento se genera del compartir la información en tiempo real. La digitalización nos permite otro modo de pensar, otro modo de generar conocimiento y otro modo de enseñar… es otro mundo”.

“Todos queremos que nos opere alguien con experiencia”, afirmó el Dr. Fernández. “Antes, esa persona con experiencia suponía alguien de edad avanzada”, es decir, con años de práctica para transmitir conocimientos. Hoy, además de adquirir experiencia ejerciendo, se puede adquirir, también, a través del constante intercambio de información en el mundo digital. “Así, se logra tener la experiencia de un anciano teniendo poco más de veinte años de edad”, puntualizó.

El conocimiento se vuelve obsoleto en la medida de que se genere nuevo conocimiento. “Se acabó el profesor que explica cómo se hacen las cosas. Ahora el mundo apunta al aprendizaje a partir del compartir. En la actualidad, el formato digital permite compartir en tiempo real las cirugías”, explicó el experto.

Un antecedente de ICUC

En el año 2000, el Dr. Fernández y un grupo de médicos, comenzaron con la inquietud de “ver lo mismo que vio el médico que operó [aunque] no queríamos que nos cuenten conclusiones”. A partir de esto, comenzaron a viajar por distintos lugares del mundo para obtener archivos de imágenes de diferentes operaciones. Con ese material de casos de médicos de Alemania, Estados Unidos y Uruguay, el Dr. Fernández lanzó su libro “Open Source Format Publishing of Scientific Data” junto a S. M. Perren. En el texto se mostraban los diferentes casos a través de fotografías, pero sin las conclusiones médicas de los autores.

Años más tarde nace la aplicación. “Pensaba… si voy a un congreso, voy a ver expositores que exponen sus mejores casos; pero la realidad no es lo que ves en los congresos”, señaló el doctor. Ahí fue que se planteó crear la aplicación ICUC con casos de diferentes traumatólogos, de cinco clínicas del mundo, que operaron a sus pacientes frente a las cámaras. “Todo lo que se operaba se registraba, si habían problemas o errores, también salía. Esas fueron las reglas (…) y nos aseguramos de que se guardara la identidad de los pacientes, médicos y centros de salud. A los archivos se les quitó todo lo que pudiera ser un identificador”.

El Dr. Fernández cuenta que a partir de los casos recopilados en el libro y en la aplicación “nos dimos cuenta de que muchas cosas que se afirman en el ámbito de la cirugía no siempre son tan buenas”.

Traumatología y Ortopedia en la UM

La Especialidad en Traumatología y Ortopedia del Centro de Ciencias Biomédicas de la UM fue el primer postgrado de especialidad quirúrgica de una universidad privada en Uruguay. “Nuestro formato de enseñanza propone que los estudiantes analicen los casos y saquen sus propias conclusiones, no le damos nuestras conclusiones. Lo importante es que analicen; algo que ciertamente da más trabajo, pero considero enriquecedor”, afirmó el doctor, puntualizando el traslado de la metodología al programa que lidera en la Universidad de Montevideo.

Cuando el Dr. Fernández estudió en Uruguay, recuerda que aprendía operando. Pero, cuando fue a Europa entendió que los médicos jóvenes aprendían viendo operar a los que tenían más experiencia. Este último, es un formato suizo. “En la Especialidad en Traumatología y Ortopedia del CCB hacemos mucho énfasis en la formación intelectual de nuestros alumnos, comprensión y análisis de diferentes casos; viéndonos operar a los docentes o viendo imágenes como las de la aplicación ICUC (…) Hoy, que ya llevamos casi once años del postgrado y tenemos más de treinta graduados, puedo decir que del CCB de la UM egresan médicos que son excelentes operando”, admite el Dr. Fernández.

Por más información del Centro de Ciencias Biomédicas de la UM ingresar en www.ccb.um.edu.uy o escribir a biomedicas@um.edu.uy.

El Dr. Alberto Fernández Dell ´Oca posee un doctorado en Medicina de la Universidad de la República (UdelaR). Es cofundador de la aplicación ICUC, donde dirige los procesos de registro, selección de contenido y edición. Ha recibido múltiples reconocimientos por sus numerosas contribuciones a la mejora de la atención al paciente, entre los cuales recibió el Premio a la Innovación TK de la Fundación AO (2008) y fue miembro de honor de la SECOT (2013). Además, es jefe del Departamento de Cirugía Ortopédica en el Hospital Británico desde 1998.